Camilla Veterinaria
Camilla Veterinaria
Camilla Veterinaria
Ortovets

Camilla Veterinaria

Precio habitual $ 1,239.00 $ 0.00 Precio unitario por
Impuesto incluido.

Camilla veterinaria para traslado de razas medianas y grandes.

Útil tanto para el médico veterinario como para el propietario de la mascota.

Para el médico veterinario puede utilizarse como transporte dentro de la clínica, del quirófano al área de recuperación o viceversa, para llevar al paciente a su automóvil al ser dado de alta o recibir una emergencia.

Al propietario puede serle de utilidad para llevar a su mascota recién operada, geriátrica o con alguna lesión al veterinario o moverla dentro de casa o algún otro lugar.

Fácil de lavar, cómoda y segura para su mascota, cuenta con un broche de seguridad para evitar caídas.

Se puede operar entre 2 y 3 personas dependiendo el peso del animal a trasladar.
Soporta hasta 100kg.

Imágenes ilustrativas. Su venta requiere receta médica. Consulte a su médico veterinario. Siga las instrucciones del empaque o envase, o las instrucciones que le indicó su médico veterinario. Deje de utilizar el medicamento en caso de haber daño, entumecimiento, irritación o algún otro síntoma, y acuda de inmediato con su médico veterinario. Utilizar solamente por el tiempo indicado por el médico veterinario. No automedique a su mascota. Recuerde llevar siempre una alimentación sana y adecuada para su mascota. Revise las indicaciones de uso dentro del envase. Revisar que sea la presentación y cantidad señalada por el médico veterinario. El uso de este producto es responsabilidad de quien lo usa o aplica, de quien lo receta o indica y de quién lo compra. No utilice el medicamento si el envase o empaque está abierto o si está roto. Después de ser utilizado por completo el producto, deposítelo en la basura o lugar indicado para desechar. No se deje al alcance de los niños ni de mascotas. Medicamento sujeto a disponibilidad, presentación y cantidades. Respete las indicaciones para conservar el medicamento indicadas en el envase. En caso de sobredosis, acudir inmediatamente con el médico veterinario y llevar el envase. No exceda la dosis recomendada por su médico veterinario. En caso de que el medicamento requiera ciertas condiciones ambientales para su conservación, hágalo al pie de la letra del envase o como le mencionó el médico veterinario. En caso de que el medicamento sea inyectado o requiera jeringa para su aplicación, siempre revise que la jeringa sea estéril. Si el medicamento requiere de asistencia médica, acuda con su médico veterinario y no administre a la mascota por usted mismo. En caso de reacción alérgica, acuda inmediatamente con su médico veterinario y lleve el envase del medicamento.